Cuando la necesidad se hace obvia

manipulacion_informacion-300x290

Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad. Y esa es una realidad que está demasiado presente en nuestro día a día. Videojuegos, películas, series con temática histórica que nos recuerdan una y otra vez el pasado. ¿Pero es ésta la esencia de todo ello o acaso hay algo más? Nos enseñan en la escuela que unos hechos ocurrieron de una forma porque así está documentado. Los historiadores narran los acontecimientos, si, ¿en base a qué? A lo que dicta el bando ganador, porque quien tiene el poder, el vencedor, será al final quien escriba la historia. Llegados a éste punto, ¿podemos afirmar que es real todo lo que sabemos a día de hoy sobre los hechos pasados? ¿O es que alguien ha querido tergiversar la auténtica realidad? Porque la pregunta en cuestión aquí es: ¿No es mejor pasar a la siguiente página y olvidarlo? Y aquí la frase que todos habremos oído decir es: quien olvida la historia esta condenado a repetirla. El problema es que la historia no solo no se ha olvidado sino que se continúa repitiendo. Todo son movimientos, de izquierda a derecha, diferencias nimias y absurdas que hacen saltar chispas a la mínima. Y al final, la auténtica realidad de todo es que la partida ya la ganaron unos y ahora nos dan la oportunidad de jugar una nueva partida creyendo que cambiaremos algo. Como cuando tu hermano quería jugar y desenchufabas el mando y jugabas tu pero él creía que también jugaba.

Pero el tema principal de este escrito no va por aquí sino en que existe una necesidad de darnos un pensamiento único en lo que se refiere a la historia, y la idea de esto me ha venido jugando al Wolfenstein The New Order (que tiene tela el nombre también) en el que se instaura un mundo ucrónico donde Alemania ha ganado la guerra, las ciudades están repletas de banderas nazis, existen controles por todas partes. Hasta aquí la trama, luego la realidad actual es que los americanos ganaron la guerra contra la Alemania Nazi y aun a día de hoy existe la necesidad de sacar al mercado videojuegos, películas y series en las que no paran de “bombardearte” subliminalmente pero de forma directa en que ellos fueron los malos. En definitiva, de seguir inculcando a las generaciones venideras el hecho que la Alemania Nazi hizo aberraciones y de donde podía haber llegado de haber ganado la guerra. Sobra decir que la mayoría de cosas que sabemos de los nazis lo hemos visto en películas (Hollywood) y leído en algun libro, aparte de lo que hemos estudiado. No obstante, a día de hoy hay bastantes personas y no precisamente jóvenes que niegan lo que pasó.

Si te paras a pensar, creo firmemente en que existe una tremenda necesidad de remover el pasado y traerlo al presente para que las generaciones próximas piensen igual y la historia estudiada o mejor dicho inculcada se mantenga inalterable. Y todo eso no lo promueven políticos ni reyes ni príncipes, sino quienes están por encima de todos ellos: los poderes económicos, la banca. A los que me atrevo a decir que están muy interesados en que vivamos en una libertad encarcelada.

Y esto de darle mucho brillo a una cara y dejar la otra oxidándose también puede aplicarse a muchos otros temas que tienen poco o nada que ver con las guerras que conocemos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s